miércoles, 12 de julio de 2017

SON LAS COSAS DEL CALOR -LA BATALLA DE LA FUENTE “LA BALSÁ”--ES HISTORIA-

















SON LAS COSAS DEL CALOR
-LA BATALLA DE LA FUENTE “LA BALSÁ”...
----Es historia, historia pura, del pan nuestro de cada día, de aquel entonces
Hay quienes piensan que nunca, nunca, ha hecho tanto calor como ahora. Y dicen es del cambio climático. Pero…Por los años cincuenta  ¿No hacía tanto calor? Ya lo creo. El climático de los cambios también existía. Y había fuegos en el monte, en las casas del pueblo. Y cabras que limpiaban los caminos, los montes, y hasta alguna finca particular medio abandonada. ¡Con todo se podía! A los fuegos pueblerinos a base de escobazos, claro que los comunitarios de ahora importados de América hay que combatir con otros medios más modernizados.
El pino se llevó al castaño, al nogal, los cerezos, los ciruelos, los guindos, los manzanos,..Y hasta la piara de cabras o  vacas que llevaban Genaro, Ero, Román Pachuco. Pero alguna piara de cabras si se han visto por las calles de Wiscosin…
Nuestro amigo Peromingo que vive en el pino más pino del Alto de las Peñas Tiritinas dice que por allí no sube el camión de la basura y que hay ramas, hojas y hojarascas en el suelo para hacer algún desastroso fuego.
Nos relata, lo que pasaba algún día de esos que se sube tanto “el calor” hasta la cabeza, queremos poner “la” pero el ordenador no nos deja “laaa caló”.
Escenario:La pequeña placita en torno a la Fuente la Balsá
Autores y protagonistas:Un grupito de  mozos de la Barrera y niñatos del Castillo que van de paso ante la gente y ellos que quieren pasar camino de la Plaza.
¡Vamos! Que podéis pasar
Con todas las garantías.
¿O es que acaso no te fías
De la Fuente “la Balsá”?

Y beben, beben y beben
Sólo por disimular
¡Espera que no se ceben..!
¡Qué valiente! Vuelve atrás..

Ya se ha visto la intención
Que quieren "chapoteá".
Pues yo me acerco al pilón.
Si te acercas tú verás…

Lo hizo de refilón
Sin que le vieran pasar.
Y no esperaron un rato
Pues empezó la de Ocrato.
Su batalla más  campal…

Se liaron tanto a “aguazos”
Que lloraban de emoción
Y hubo tal “salpicazos”
Que llegaron a un balcón.

¡Qué llegan!  “¡Echailes” agua.
A ese un buen chapuzón
“Pa la Senjá”, “pa” la fragua
O  la circunvalación

Los de arriba, los de abajo
Y “el agua va…” del balcón
Formaron tal “patinazos”
Que dejaron al pilón
Vacío, hasta los bajos…

Esto sí es guerra, señores
Pues se fueron empapados
A “la Crú”, de mil amores.
“A cuqueá” a los fugados.

Y se secaron las piernas.
Los pies, la cara, los brazos…
Y con la ropa empapada
Y las mentes aún muy tiernas
No hubo ni puñetazos
Ni una sola pedrada
¡¡Agua va!! Y ¡A “chapotazos”!

Y el trofeo “el que,¡ hay que risa!..”
Lo bien que lo hemos pasado
En un día de calor
Que no se aguanta ni en misa
Pero sí con buen humor…

Posdata
Por quejas vecinales fueron  llamados algunos mozos a “declará” al juez de paz y condenados a barrer la calle “por aguafiestas”. Son las cosas propias de tanto calor, les dijo el juez, y ellos dijeron que sí. Y santas y felices fiestas del día de Santiago Apóstol.
X--Fotos de diferentes autores alusivas a la batalla campal.
X- clic en las fotos para ver mejor


























































































































martes, 11 de julio de 2017

EN VERANO Y CON CALOR -LA VIDA EN TORNO A LAS FUENTES-























EN VERANO Y CON CALOR
-LA VIDA EN TORNO A LAS FUENTES-
Las fuentes siempre han tenido un algo que nos comunicaban, que nos unían. Tú, ¿pregúntale a cualquier albercano cuál es su fuente? Te hablarán de todas,  pero de una en especial. Ya sea la del Tablado, la de la Balsada, la de la Plaza, la de las  Espeñitas, la del Barrionuevo, la Fuente Canal,…
La mía, tengo que reconocerlo, era la del Tablado-¡qué fino!. Aquella fuentecilla que estaba en una hondonada y tenía la carretera en lo alto; a su vera el Río de San Antonio, con su poza y su ermita al fondo. Y detrás el huerto del Tío Román –hoy estupenda iniciativa de parquin público.
La hondonada de la fuente del Tablado tuve la suerte de poder colaborar, de allanarla al ras de la carretera a base de carros de serrín de la cercana Serrería.-donde trabajaron Moisés, Tirso, José Estoque,...
La fuente del Tablado tenía un agua exquisita y el pilón le venía a los animales –vacas, burros, cabras,…- de perla.
Si un día algún animalillo no podía salir de casa era corriente que el hombre le dijera a la mujer:¡Chica, que voy a darle de beber al burro!
Había otras fuentes que eran más sociables como la de la Plaza, la Balsada, Las Espeñitas. Veías a las mozas con el cántaro bajo el brazo o con el rodete a la cabeza formar un corrito de conversación al paso, o mientras se llenaban las cántaras. Y cuando se iban, algún buen corte de agua enfrentaba a algunos muchachos. ¡Bueno, vale, ya, eh! Y se respetaba el turno.
SEÑAS DE MALA DENTADURA
El tener alguna muela picada o una dentadura un poco fea se achacaba a estas “aguas tan fuertes y mineralosas” pero el agua no pudre los dientes, “ la nula limpieza y otras cosillas bien lo saben los doctores que tiene la iglesia”que serían sus principales causas.
RITUAL DE LA BEBIDA: Había que coger el caño con la mano, arrodillarse, inclinar la cabeza y beber a morro; algún que otro señorito o timidón juntaba las dos manos y absorbía el cuenquecillo que hacía con ellas.
 Los burros para beber en el pilón a veces eran timoratos o no les gustaba verse reflejada la cara, para ello con un poquito de paciencia y silbándoles cariñosamente pasaban por el espejo reflectante.
En algunas casas tenían además de una tinaja  o cantareras, que se encargaban en tener siempre llena, una cantarilla pequeña con la que se iba a la fuente y se llenaba en el momento de  comer los días calurosos. También había botijos con el agua fresquita para todo el día, aunque la bota y el porrón también calmaban la sed. ¡Y bien!
¡Echa un trago que es del Soto!
RITUAL DEL TRAGO: Prudentemente mirabas el cielo, cerrabas los ojos, calculabas la última gota, te limpiabas los labios con la mano,…Y un ¡ay Dios mío! Era de agradecidos…
¡Esta si que es agua santificada, amigo!
Pero no es de las tabernas ¡eh! Que tengo yo en la bodega  “un pellejo” que mejor que no lo veas,..
Al tercer latigazo afloraba la copla.
RITUAL DE COPLAS
 “ A mí me llaman Calores/ Y yo me arrecio de frío/. Calores  vamos al agua. / Calores vamos al río”. “ Al pie de una fuente fría/ me puse a considerar/ que pocos amigos tiene/ el que no tiene que dar” “ En la Pilita te vi /Después en el Repesón / En la Colá ya sentí/el que  no era baladí / dos en uno, en el pilón”//
En la fuente del Chorrito/ Una apuesta yo te hice/ Te espero en el Pilarito / Y el cura ya nos bendice” //
Tú, dijiste  ¡vaya Sapo! /este en la fuente ya cae / Y me viste al cabo un rato / ¿en la Fría y la “Laváe?”.//

¡Ojo! a la fuente el Indiano/ que es fuente de pulmonías /porque mezcla en el verano/  sudor con sus aguas frías.
X- clic en fotos para verlas más completas











































lunes, 10 de julio de 2017

LA IMAGINACIÓN Y LA MEMORIA SE PONEN EN MARCHA






















LA IMAGINACIÓN Y LA MEMORIA SE PONEN EN MARCHA
¡Qué suerte- también según se vea…-  poder ponerse en marcha con esas facultades mentales! Sin moverse de la silla, haciendo transbordos  neuronales, durmiendo en hoteles al aire libre  de todas las estrellas,  del calorcillo  tan temperamental y gratificante  de la autónoma comunidad andaluza.
Vía la Plata subimos un poquito más arriba, al centro de la península.
Salimos del campo charro y vamos camino de la serranía salamanquina. Pasamos por Vecinos, Tamames, el Cabaco,…Nuestro vehículo, el patinete bolígrafo.
Atrás queda, la encina. Esos amplios campos de encinares donde la liebre sorpredida
salta, corre y se esconde, entre matojos de tomillos.
Lejos se oye el zumbido de un tractor agrícola. Y voces lejanas acompañadas de ladridos de canes y exigentes mugidos.
Comienzan los robledales y los invasivos pinares que le han quitado el sitio al nogal y al castaño y que secan los canalillos y regaderas que humedecían los caminos, y que  regaban los huertecillos cercanos de los pequeños pueblecitos. 
Hoy algunos de ellos se van haciendo casi ciudades, caso de Tamames.
Helechos , y bajos matorrales invadidos también por más helechos, nos acerca a estos pueblos de siempre de la sierra que está continuamente castigando la emigración; vacíos en invierno y tan solicitados en verano, que tienen que adaptarse a sus menguados servicios de momento.
Así  surgen estas nuevas y pequeñas poblaciones de  calles estrechas y tortuosas que se van alargando más al cielo; fuentes cantarinas no aptas para la bebida y acompañadas
de las mismas avispas de toda la vida. Fuentes públicas fresquitas, socorridas para el momentáneo lavado de cara del sudor veraniego.
Caserones con telefonillo ya incluido y viejos corredores de madera entre cal, pintura y barro y móviles y tabletas que te ponen al día y la mente al juego.
Vamos camino de la Peña. Aquí la Peña es la de Francia, la de Roldán, Garzones, Guinandos,…Y últimas huestes de Don Rodrigo.
No es preciso preguntar a nadie por ella y si lo haces te van a contestar riendo: ¡Vela, ahí la tienes! Nunca la tendrás de espalda no siendo que las hayas pasado.
¿Oiga el mejor camino para subir a la Peña de Francia?...Sigan este que traen sin perder las señales.
El hombre se lleva la mano a la boca y sonríe. Con el palo detiene la curiosidad olorosa de sus perros Y nos pregunta: no es por ser muy curioso ¿Vienen de muy lejos? Satisfecha su curiosidad nos habla del Paso Los Lobos, de Salto del Niño, de Simón Vela, de la moza Santa de Sequeros,…
Y al final…señales, montañas, sudores, agua de cantimplora y “to  p´alante”  y luego  “to, to,y to p´arriba” Y nos vamos con el “to” tan característico de Salamanca a La Peña de Francia.








































































miércoles, 5 de julio de 2017

LA TRONERA




LA   TRONERA
Hay palabras que son tan nuestras, tan albercanas, que si alguien que no es de aquí, las escucha pregunta con admiración: ¿La tronera…? ¿Qué es eso? Pues mira un sonido muy fuerte  producido por truenos. Sabrás que en una tormenta hay truenos, relámpagos y rayos. Primero llega el relámpago, después se produce el coro celestial acompañado de truenos.
 Si tienes interés por saber la distancia en que se encuentra la tormenta. Al ser la velocidad de la luz de 300.000 km/s el relámpago se ve prácticamente al mismo momento que se origina. Pero el sonido se propaga a 340m m/s solamente. El trueno se percibe con posterioridad al rayo y en número n de segundos que transcurren entre la percepción de los dos fenómenos indica la distancia d= 340 x n que separa el observador de la descarga eléctrica. Miras por el reloj de tu muñeca el tiempo que pasa desde que ves el rayo de luz hasta que llega el trueno.
Hacer estas operaciones es un buen entretenimiento cuando hay una de estas tormentas fuertes que llegan de la parte de la Peña del Huevo.
Tronera  es también una ventana pequeña que en La Alberca se llaman “ventaninas” y que tronido  es arrogancia ostentación, popularmente tronío.
Pero hablando de tronos y mencionando a las Vírgenes locales. Decimos que la de  Majadas está en su altar. La de la Asunción tiene tronío. Pero es la Virgen Morena de la Peña de Francia la que está en su trono, como manifiesta su himno, quizás por estar más alta que las demás.
Y entre tanto: trono, tronío, tronera y truenos nos encontramos con Tronador, que truena.
Tienes que salir por la carretera de Mogarraz, pasar La Fuente del Indiano y a poco más, -si es en verano, con un helecho espantando moscas- llegas al fabuloso sitio llamado La Fuente del Castaño, allí te esperan sorpresas admirables Castañoceratos en posturas desafiantes, con dos “bogallas” y una ramita del suelo  puedes hacer unos sencillos auriculares, acércate con cuidado y verás cómo se transforman en atacantes Tronadores.
¿Qué pensabas que en nuestro blog no caben este tipo de manifestaciones tan actuales? Pues contempla las fotografías que hemos hecho en ese paradisíaco lugar. Seguro que tú, una vez conocido el lugar lo visitarás, plasmarás curiosos encontronazos imaginativos respetando los Castañazos tan suculentos, que pueden originar un Magnífico Parque de Aventuras
Los truenos, rayos y  relámpagos surgirán después de pelearte con Tronador.
Y ASÍ SURGIÓ LA AVENTURA
Con el cordón de una bota / Y la vuelta del vaquero.
Hicimos –
                  ¿A qué se nota?
-Qué he sido siempre un guerrero-.
Un artilugio.
                      Cuál honda
De luchador  y hombre fiero.

Aquello es que fue la monda. / Cayó un mosquito torero.
Y una mosca “espatarrá”.

Y el guarda, con tal asombro  /Aplaudió la tal hazaña:
Diciéndonos
                    ¡Viva España!
A estos me los llevo a hombros.

Y después hecho el tío un ocho / Dijo: -¡A ver si lo pillo!-
“Tan cerca está el cuartelito
Que ya no hay más que “narrá”
-Corcho con cocho
                    Caña con caña.-
 Lo demás me importa un pito.



























viernes, 23 de junio de 2017

CUANDO CANTABAN LOS NIÑOS -LA HISTORIA SE APRENDE CANTANDO-




















CUANDO CANTABAN LOS NIÑOS
-LA HISTORIA SE APRENDE CANTANDO-
No sabemos por qué sobre la década de los sesenta, que no se daba música en las escuelas, se cantaba en La Alberca en sus calles, plazas y rincones más que se hace en la actualidad y también se silbaba. Pasabas San Antonio adelante y veías a un señor que venía de trabajar de su campo, y raro es que no le vieras que venía silbando. Sólo detenía su silbido para enfadarse con su  perro, si este acechaba algún paseante. “¡Chucho,belloto!” “ ¡Y ustedes perdonen!”
Pues bien, los niños al atardecer revoloteando en sus juegos lo mismo que siguen haciendo los pajaritos, se agarraban de la mano y se ponían a dar vueltas  cantando:”Dónde están las llaves, matarile, rile, rile,…
Cuando dejaban en paz “el fondo del mar”, había quien decía: “En la puerta la “Juaqui, matarile, rile, rile. Todos miraban a dicha puerta, porque conocían la costumbre de irse al campo y dejar la llave en el suelo, a mano de la gatera de la puerta.
Bien se podía decir eso de:”Todos eran para uno y uno era para todos” Y los niños entre la vecindad nunca estaban solos
A las llaves seguían otras canciones: “De Cataluña vengo  de servir al rey,…Y uno se pregunta: ¿El rey estaba en Cataluña? Cuando la canción lo decía…Y así lo decía:
“Quisiera ser tan alta como la luna /¡ay!¡ay! como la luna, como la luna/
 Para ver los soldados de Cataluña /¡ay!¡ay! de Cataluña, de Cataluña./
De  Cataluña vengo de servir al rey, de servir al rey //(…)
Y dicen las Orientaciones Escolares que “las canciones infantiles pueden ser también un modo de enseñar historia a los niños” El origen de esta canción se remonta al siglo XVIII. Los personajes de ella –los soldados, el rey, el coronel,…- hacen referencia al conflicto bélico con motivo de la sucesión al trono de España. Francia apoyaba el duque de Anjou-Felipe V de Borbón-. Para evitar esa unión Inglaterra y Holanda apoyaban al candidato austriaco, Carlos de Habsburgo. Ganaron los Borbones que siguen reinando en España. Los niños de hoy seguro que estarán confundidos con eso de los  referendums, separatismos, independencia y no cantan.
 ¿Cómo que no?-dice nuestro amigo Peromingo. Tú es que vives en el mundo de los adultos, pero entérate que: “Esto va para el Rufián/ las campanas de San Juan / unas vienen y otras van” Y también se juega a Tapar la calle y a bailar sardanas como esta:
Mas quiere ser presidente./ Puigdemont, también Junqueras./ Pues aquí dice la gente/
Que experimenten en L´Eras.
Reflexiones en la noche de san Juan para purificar el sol, darle fuerzas y vivir la tradición:
Voy a hacer mi propia hoguera
En la noche de san Juan
Media cerilla de cera.
Dos palos y plan, plan, plan,…