miércoles, 7 de abril de 2010

DE LA MATRACA AL PENDÓN-II-(Imágenes)
































"Yo, doña María de Toledo, Duquesa de Alba, Marquesa de Coria, etc., hago saber a Vos, Bernaldino de Henao, Corregidor que sois de mi villa de Granada, e a otro cualquier que de aquí adelante fuere, e avos los alcaldes e regidores e Procurador del Conςaijo del Alberca tiene costumbre muy antigua, en cada año hecer una proscisión a nuestra señora de la Peña de Francia; la cual hacen el Martes de Pascuas de Espíritu Santo y otra el lunes de Pascua de Resurrección sacan al exido el pendón del dicho lugar, que ganaron cuando la guerra de Zamora. Y cuando van a las dichas procisiones los vecinos del dicho lugar llevan de comer de sus casas y el Conςaijo les da el vino que se gasta en las dichas proscisiones. Y el día que sacan el Pendón dan dos veces de vino a cada uno. Y que estando, como están, en posesión de tiempo inmemorial de lo poder ansí hacer, Vos, el dicho Corregidor, en las visitas que habeis hecho de la tierra de la dicha mi villa les habeis mandado que no den el dicho vino del dicho Conςaijo, sin mi licencia y mandado; en lo cual, dicen, recibir notorio agravio, lo cual todo fue por mi mandato, visto en mi Consejo y conmigo consultado. Y en ello proveyendo mandé dar e dí la presente, por lo cual, siendo lo susodicho cosa tan antigua, como dicen que es, y atento en otros muchos Conςaijos sea costumbre, cuando van las proscisiones el lunes Albillo, los Conςaijos del Alberca quisieren ir y fueren por sus desvociones a las dichas dos proscisiones y sacaren el Pendón sobredicho el día que dicen que se saca, puede el dicho Conςaijo dar el dicho vino, habiendo en todo moderación y n o desorden. Y mando a las dichas mis Justicias, que no impidan al dicho Conςaijo del Alberca lo gozar desto por mi mandado e permitido.

Fechado en la Villa de Alba, a siete de mayo de mil e quinientos e cuarenta e siete años.- Yo, la Duquesa Marquesa".

DE LA MATRACA AL PENDÓN




























































De la matraca al pendón
Ha sido nuestro amigo Peromingo quien nos lo ha recordado:"lee, vive y recuerda". No te pierdas el Salamanca 24 Horas que habla de la distinción tan merecida que le han dado a Don Policarpo Díaz el estupendo sacerdote que tenemos ahora y que se está entregando mucho por La Alberca y demás pueblos que tienen encomendados y coge también para ilustrar el blog alguna noticia, texto o foto para que veas como se han celebrado las fiestas de Semana Santa..
A nosotros al leer la información lo primero que nos vino a la memoria fue el recuerdo de Jopero, el buen amigo José Pena Rodríguez que durante muchos años se encargaba de mandar al Adelanto este tipo de noticias con el saber y el sabor del mismo pueblo. Pero hoy están reservadas para profesionales del mismo periódico
Bien, pues en este:" lee, vive y recuerda" recordamos por un momento las estupendas matracas que hacía Goyo Mañanita y que sus hijos tocaban por las calles con gran maestría. Y también la matraca de la torre (porque en estos días enmudecían las campanas) , y que ponía y tocaba Moisés con su cariñoso y delicado buen hacer. Eran días que no se podía cantar: "al chiquillo
de Goyo, el del París, le han llamado la atención porque iba cantando La Campanera por la calle"
Eso sí, eran días de ir encargando las roscas y los hornazos al señor Piri, a Santos,...Mira los adornan con las iniciales bien tostaditas por fuera. A mi me regalaba uno don Isidro todos los años para eso es mi padrino.¡Ah, pues eso está muy bien! Y merece la pena tener padrino Eh!"
En las procesiones hay que estar a la puerta de la Iglesia para ver salir a Juítas (el Don Lorenzo que estaba guardado todo el año en la casa del tablado del Señor Chagal) como se descuide el cura, el cigarro seguro que le ponen en la boca."¡Pobre Juítas!Sí, pobre ...anda tú."
Y tú sabes que si mira "p´a Leras"...Ahora mira "pa ´Obama", porque se ha enterado de todo lo bueno que tiene y vende Fermín; y también mira a Doña Teresa, a las Batuecas,...sabe que el turismo merece la pena. A ver si algún año mira para los emigrantes ,que hemos sido muchos los que nacimos allí y por el trabajo hemos tenido que ir a buscar las habichuelas mucho más lejos de los Sindrinales...
El santo Entierro es la nota procesional de recogimiento y dolor, con esas filas de hombres que llevan sus capas y hachones encendidos dando una estupenda estampa de cuadro costumbrista y las mujeres albercanas algunas con su cabeza cubierta acompañando las imágenes detrás de los pasos. Ese recogimiento y silencio contrasta con la explosión de alegría que va atener el Resucitado. Y sobre todo el Lunes con el Pendón.
El Pendón es la bandera que las mujeres albercanas arrebataron en las Matancias al portugués Prior de Ocrato que había venido a Castilla por causa de las herencias de reinado que tenían Juana La Beltraneja e Isabel la Católica. El estandarte es subido por jóvenes (Elías se encargó muchos años) desde la Plaza hasta la Ermita de San Blas, allí es colocado en su espadaña y durante el día se baila suelto al son del tamboril, se juega a la pelota cuando el frontón lo permite, a la barra, se "enceta" el hornazo, y se pide el "pendón" (que de esto se habla muy poco) pero que es una costumbre muy buena para los niños. Pues piden o le dan el pendón (unas monedillas sueltas ,los padres, amigos o familiares a sus chavalillos para comprar chochos, caramelos,...) Costumbre que no debe perderse.
Al atardecer la mujer mayor o más valiente que esté n la Era, delante de la ermita, bajará el Pendón, por el Barrionuevo a la Plaza entre risas, cánticos y jolgorios para envidia de los hombres albercanos que tienen en sus mujeres el valor de haber realizado esta hazaña histórica que bien merece recordar y mejor celebrar.