lunes, 30 de abril de 2012

RETRATO Y BORDADORA

RETRATO


 Y



BORDADORA



 Este porte.

 Esta elegancia.

Esta distinción.

Es digno de admirar en celebraciones y días festivos. El ir así vestido es algo que sale de dentro, de un profundo amor al pasado, a su pueblo, a su familia y a la tradición de siempre. Puedes recorrer de arriba abajo todo el Museo del Prado y verás que este retrato bien merecería estar en un lugar destacado.
Mas, no todo queda ahí. La madre de Vicente Calama, queda bien patente que era fotogénica de verdad en esta foto de bordadora que corresponde al Diccionario Anaya De la Lengua, pasta roja, primera edición de marzo de 1991.

UN LIBRO: POR LA ESPAÑA DESCONOCIDA

Un libro que no puede faltar en la biblioteca de las personas que se interesan por saber cosas no sólo de La Alberca sino también de las Batuecas, la Peña de Francia y de la cercana región cacereña de las Hurdes es el libro de Rufino Blanco Belmonte: Por la España Desconocida. Ya hemos hablado alguna vez en este blog del mismo pero merece la pena que de nuevo nos detengamos a conocer alguno de sus aspectos, como estas fotografías o este relato de un niño que se perdió en un día de las fiestas y como reaccionó todo el pueblo ante tal suceso.

jueves, 26 de abril de 2012

EL RATILLO DE LA PLAZA

EL

RATILLO

DE


LA


PLAZA

El ratillo de la plaza
¿Qué quieres? No se perdona.
¿Es de quedar o te caza?
Hoy, ya un poco, se abandona.

 Aunque ese sitio algo tiene.
El poyete, el soportal.
El resguardarse. El que viene…
Pasa, llega,... Es ancestral.
Hay cruce. Y se mantiene.

 Si vienes de la Balsada.
Vas al Campito, a la Puente.
A la iglesia de pasada
O a echar un trago a la fuente.
Perfecta la encrucijada.

 Este rincón de la Plaza
Ayer de Paisa y Chicaina
¡Tiene un algo…!¡Y una traza!
Al frío o a la lluvia amaina.
Y al que se acerca le caza.

 Será regusto africano
O la costumbre es hispana
Pero el corrillo es muy sano
Al joven y al viejo hermana.

 ¿La ves? Va camino del Solano
Justo “a´lante” la Taberna.
¡Eso es un cuerpo serrano!
¡Ya verás! Esa gobierna.

 ¿Te compro la bicicleta?
¡Vamos anda! Que está nueva.
¡Echa quinientas pesetas!
Primero, si quieres, prueba.

 Yo te vendo una “chivina”
¿La cabra? ¡Qué no está vieja!
¡Qué no! Tiene esta…¡Adivina!
Más de veinte en cada oreja…

 El ratillo de la Plaza
Cuando llueve y no hay trabajo
A otro ratillo te emplaza…
Pero no sólo es rutina.

 ¡Se acabó la fiesta majo!

 ¿A “Bajondo”? ¡Con tres mulos!
¡Faena “pa” todo el mes!
 “¡Qué os den a todos…!” ¡Pirulos!

El ratillo ya lo ves.
 Además de un buen relajo
Sirve para hacer un trato
Y si hay acuerdo y contrato
¡Esa mano! Y más, no rajo…

martes, 24 de abril de 2012

ARTESANÍA REQUEJO. RECUERDOS Y JOPERO












ARTESANÍA REQUEJO. RECUERDOS Y JOPERO Si estás en La Alberca y vas por el Solano, la plaza de la Iglesia donde se celebran al aire libre las comedias, representaciones religiosas y autos sacramentales.
Allí verás si hace un buen día sentada en su poyete a Carmen Requejo bordando. Aunque esté charlando con su vecina La Cruz seguro que estará bordando. No le importa que algún turista se quede mirando su labor, al contrario al ser una buena maestra del bordado y hoy ya de las más antiguas ejercitando esa labor, si le hacen alguna pregunta contesta con todo su conocimiento y entusiasmo.
Hoy Carmen Requejo y sus hijos se dedican a la artesanía y tienen tiendas tanto en la plaza como en el Solano. Allí adquirí estos platitos que ves al comienzo y que tengo en casa como un buen recuerdo de La Alberca. Con Donrisi puedes ver también, su presentación en youtube y el amplio muestrario de piezas de cerámica. Tiene la novedad de que las clásicas figuras decorativas del bordado ( gallos, leones, pájaras,…) sus hijos pintan, colorean y buscan nuevas posibilidades artísticas de comercialización de la artesanía con un gran acierto al llevar el sello característico de La Alberca.
Nosotros repasando el muestrario de artículos que por los años setenta empezamos a publicar en el Adelanto, nos agrada encontrar algunos de los que escribía Jopero con toda la animosidad y buen hacer que le caracterizaba, a la hora de escribir sus reportajes en el periódico, sobre las fiestas y acontecimientos que a lo largo de todo el año pasaban en La Alberca.
Bien se merece esa calle que está justo al lado donde se sienta su mujer al aire libre a bordar y luego sus hijos a plasmar en admirable artesanía para la decoración y el recuerdo.









































































































jueves, 19 de abril de 2012

LA PINTINA D´AGUARDIENTE

LA PINTINA
 D´AGUARDIENTE
 La naturaleza no es única, ofrece muchas posibilidades. Es el pensamiento de Peromingo. Hay personas que se cuidan al máximo y apenas llegan a los sesenta. Otros, a los veinte años parecen ya envejecidos y luchan diariamente a diestro y siniestro con todas las dificultades que le van saliendo al paso.
 El tabaco no les vence (ahí tienes a Carrillo ¡cómo fuma y como vive!). Y la pintina d´alcohol que quema las grasas, les tiene derechos, vivos, hechos unos auténticos robles de esos de la Dehesa. Y, él dice que esa” pintina” diaria es la que les mantiene fuertes y longevos.
 Veamos el caso albercano. ¡Y busquemos alguna foto! Que aunque no venga mucho al caso. Si será representativa de los tiempos que nos ocupan.
 Si “er Manué” tiene ya ochenta
Y se conserva tan bien
 El secreto –se comenta-
¿En qué estará? ¡Sabe quien!

 A las siete se levanta
Adereza su “limón”
Y en la Taberna se planta
Cuatro pasos de un tirón.

 La copina “d´aguardiente”
Con gusto la saborea
No le falta el mondadientes
El tabaco le marea.

 Fumó mucho y en su tiempo
Y liar, requetebién liaba.
Cuando tuvo un contratiempo
A este vicio puso aldaba.

 Luego se va a la “guertina”
Y entre “frejones”, patatas
Frutales y lechuguinas
Va de “Bajondo” a las Datas
A l´Eras, o a la otra esquina…

 Con su burro. Con su “zacho”.
Con su botita de vino
Y el correspondiente “cacho”
Es un mozo en el camino.

 Cuando regresa a su casa
Que si el cerdo, si la vaca
 Que si el “cardero” retrasa
No dice ni una palabra
Mete. Sube. Baja. Saca.
 ¡Ojo se escape la cabra!

 Eso sí ¿Con quién regaña?
A ratos con la parienta
O algún hijo, del que extraña
Que le tenga poco en cuenta…

 Le gusta ir al Rosario.
O un ratillo a la Plaza
A escuchar lo necesario.
Es raro que meta baza
Si no es bueno el comentario.

 Varias veces en el día
 Si se encuentra un poco bajo
Escupe y dice ¡carajo!
Me falta la compañía:
 La “pintina d´aguardiente”

Aconseja ,él, al doctor.
Este es mi mejor motor
Y me pone a ciento veinte.

 El doctor no le regaña
¡Al quite! dice:”Manué”
Una pintina no daña.
 ¡Aviva! Si es un tonel
Ya no es bueno, hay castaña…

 Pero en ti que eres prudente
Y vas de una, a la otra esquina
Es la mejor medicina.
“¡La pintina d´aguardiente!”

martes, 17 de abril de 2012

TIERRA SIN PAN

TIERRA


 SIN


 PAN

 “Las Hurdes, tierra sin pan” es una película-reportaje rodada hacia 1932. Por aquel entonces era una región estéril e inhóspita en la que el hombre está obligado a luchar por la subsistencia.
 Hacia 1922 se trazó la primera carretera. Antes de llegar a las Hurdes debemos pasar por La Alberca, pueblo bastante rico, de carácter feudal, que tiene una gran influencia sobre la vida de las Hurdes.
 Dos calaveras en su nicho parecen presidir los destinos de este pueblo.
Nada más llegar, se va a celebrar en la plaza de la Iglesia una gran fiesta extraña y bárbara. Los hombres recién casados….”
 Así empieza esta película que puedes ver en youtube, por nuestra parte hemos cogido algunas fotos del comienzo para hacernos una idea de cómo era La Alberca por aquellos años.

jueves, 12 de abril de 2012

LA ROMERÍA Y EL CORRER LOS GALLOS




















LA ROMERÍA Y EL CORRER DE LOS GALLOS

 El día siguiente al Domingo de Resurrección, el lunes de Pascua, se conoce en La Alberca como la Fiesta del Pendón. Y el lunes siguiente es otra fiesta llamada el Lunes de Aguas , antiguamente el Día de la Romería, esta fiesta fue instituida por el Duque de Alba para premiar el heroísmo de las mujeres albercanas ante las tropas del Prior de Ocrato.
 Era característico en este día Correr los Gallos, que al estar prohibidos en la actualidad un buen documental para ver como se celebraban lo tenemos en la famosa película Tierra Sin Pan de Luis Buñuel. De la que hemos extraído algunas fotografías para que se hagan una idea quienes no han conocido la extraordinaria atracción que tenían en La Alberca. Estuvieron a punto de ser declaradas de Interés Turístico, según informaba Radio Nacional por los años sesenta.
 En el alto de las dos esquinas de la calle que sube al Barrio Nuevo se ponía una cuerda de la que colgaba un gallo. Los escancianos (mozos recién casados del año anterior) elegantemente ataviados con sus trajes típicos y montados en sus caballerías quedaban en la Esquina del Tornero, de allí partían al Solano y a través de sucesivas carreras y pasadas tenían que arrancar la cabeza de su correspondiente gallo.
El espectáculo era bastante animado y divertido; a veces demasiado atrevido, y un año con su tragedia. La habilidad de los mozos albercanos a dominar sus caballerías y realizar las más peligrosas habilidades les ha caracterizado siempre.
Después el paseo triunfante por el Solano y por la Plaza con su correspondiente trofeo, la camisa manchada en sangre y ofreciendo vino y obleas al numerosísimo público asistente.
A continuación en loca y atrevida carrera los escancianos salían hacía las Eras , apostando quien llegaba el primero.
Hoy es el Ayuntamiento quien convida   en la Plaza a los vecinos a vino y obleas. El vino lo llevan en unas ánforas de cobre que los entendidos llaman galletas y lo sirven en unos vasos de plata que denominan barquillos. Luego el hornazo anima la correspondiente y animada fiesta.
EL DÍA DEL TRAGO
Mi amigo Peromingo, me dice: trovador que trovas, tróvalo como se trova hoy, que luego no haya equivocación y alguien acuda a La Alberca a ver…correr los gallos o a grabar la subida de los caballos corriendo hasta las Eras -que ya no existen-.
No hay Romería ni Gallos
Ni una cosa ni la otra.
(¡Ay que ver! ¡”la mala potra”!
Hoy diría el Tío Monago).

Pero sí, hay Día del Trago

 Las carreras del Solano…
Cortar la cabeza a un gallo.
Las cortaron por lo sano.
(Yo aficionado me callo
Y no busco discusión.
¿No hay quien se sube a un risco?
Ballenas, patos, salmón,…
Y en el fútbol el menisco…)

 ¡Que haya celebración!

 ¿Y el salir hasta las Eras
 Con los caballos corriendo…?
¿Eran tan locos y fieras?
Pues en la Plaza ¿Ves?…viendo.

 ¡Que haya celebración!

 Que si toca el tamboril
El Día del Trago son fiestas.
Siempre hay gente varonil
Y mujeres. Fue su gesta.
 Y por más que sea distinto
Ya que hay celebración
¡Brindemos! Hornazo y tinto
Galletas, vasos, turrón,…

 (Y que a nadie se le ocurra tampoco hoy ya eso de…¡ a coger los gallos! Antiguo juego escolar, también prohibido lo de capar , por los efectos tan desagradables que producía en el chaval que recaía cuando salíamos de la escuela. Hoy sustituido por una forma más racional y sin lágrimas, el clásico juego de mayores ¡vamos a mantearle! como hicieron los futbolistas después del famoso triunfo con Del Bosque.)