jueves, 28 de abril de 2016

LA HERMANDAD DE LOS PUEBLOS DE LA SIERRA DE FRANCIA. -¡POR SAN MARCOS EN CEPEDA!-

















LA HERMANDAD DE LOS PUEBLOS
DE LA SIERRA DE FRANCIA.
-¡POR SAN MARCOS EN CEPEDA!-

Misa. Baile. Tradición.
Y esas fiestas patronales
De los campos.
                         Bendición.

Y, en la villa de Cepeda
Hermanada con la sierra
San Marcos.
                    Allí se queda.
Que hay que bendecir su tierra.

Ni el que llueva, llueva, llueva,…
Iba a fastidiar su fiesta.
Que una carpa, muy bien puesta
La ensalza más y la eleva

El paleo. La botella.
El ramo. Y sus relaciones
En verso.
                Con peticiones
De la poesía más bella
Y más sentida.

El tamboril dando vida.
Y Cutú con su guión.

¡Que viva la tradición!

Y CON ROSA TODO UN LUJO

Fotos de exposición.
De  Rosa.
Que a  la villa renueva.
-Son su mejor colofón.-

Todo un lujo
De colorido y embrujo.
Comprueba.

Y ya sabes
Caiga agua ¡A raudales!
-Que llueva, que llueva, llueva,..!

¡Vamos! Queda:

                ¡Por San Marcos en Cepeda!
































































































martes, 26 de abril de 2016

LAS PRIMERAS IMPRESIONES




















LAS PRIMERAS IMPRESIONES
Son, sin duda, las que más duran. Acabas de entrar, amigo visitante a La Alberca. Verás, como en cualquier otro lugar de España, tiendecitas de recuerdos.
Nada más hacer unos cuantos pasos, entrando por la Calle del Tablado, te encuentras un rinconcito a la derecha, son personas del lugar que se sientan en los poyetes con ese regusto africano del descanso, la distracción, o hacer tiempo para lo que después venga.
Sigues veinte pasos y aquí amigo ya hay que detenerse en el nuevo rincón que se abre.
De frente el admirable conjunto de la calle. Al fondo, la casa de la señora Josefa; permíteme que te diga que es una esquina admirable de arquitectura popular.
Fíjate en el entramado, relleno de argamasa, con su ventanina lo suficiente para sacar la cabeza y nada más.
 El alero de madera, perfectamente dispuesto para que los troncos de madera guarden cierta similitud  y distancia con las vigas que los recubren y sostienen;  y que el tiempo, las aguas, los fuertes fríos o el calor se encargarán de ajustar debidamente. Las tejas árabes del tejado perfectamente dispuestas y resistentes para soportar todas las inclemencias del tiempo que puedan surgir. ¡Vamos!, un saliente que es una auténtica envidia para pintores, escritores, cineastas, admiradores,… que todos se quisieran llevar  a su espacio.
En la argamasa de la pared ¿A que ves una especie de figura del apóstol Santiago? Queda para la imaginación y recuerdo de aquellos que acudían en peregrinación a la Peña de Francia.
No has dado un paso y vuelves la vista atrás. Cámara va, cámara viene. 
Bueno, este rinconcito es  tan admirable que aquí yo no lo dejo, me lo llevo.
La casa de Tomás está muy bien cuidada y mantenida junto el rincón que origina.
Mas, es la vista la que se embebe todo este singular muestrario de arquitectura popular.
Son las primeras impresiones, las más duraderas. Así lo han apreciado las personas que nos ceden sus fotografías y  que con ellas, nuestras fotos, pensamientos, palabras y sencillos escritos de paso, es nuestra intención querer mostrar.
-Esto no quiere decir, que en tan corto espacio no haya más cosas que admirar. ¡Ya lo creo que las hay!
Pero estas han sido las dos primeras imágenes que nos han producido mayor impacto.-



























domingo, 24 de abril de 2016

SERRANOS DE SALAMANCA-I-I-






































-CONTINUACIÓN-  Con M. Martin, Serranos de Salamanca































sábado, 23 de abril de 2016

SERRANOS DE SALAMANCA Y EL GÉNERO EPISTOLAR-I-






















-Clic en imágenes y textos para verlos mejor-
SERRANOS DE SALAMANCA Y EL GÉNERO EPISTOLAR-I-
-COMENTARIOS  DE L. BARCALA-.
Serranos de Salamanca es un magnífico artículo que escribe
M.Martín en 1930. Las fotografías son de Benitez Casaum y los comentarios en tono a ellas los hace L. Barcala en una carta dirigida a M. Martín.
Tengo la suerte de conservar una copia por la costumbre que teníamos de  guardar copias de trabajos con cierto interés. Es una pena que el llamado Género Epistolar tenga hoy sus horas bajas a causa de otros medios más actualizados.
Estos trocitos de carta nos han servido para comentar las fotos del magnífico reportaje.
1-Trocito azulà Ismael Blat, la cruz del Tablado, el teatro- el telar. La Colorina, el Pelujo…
2-Trocito de marrónàLugar de leyenda, impresiones, “sallitas”, fiestas, temprana decadencia…
3-Trocito verdeà arrieros, vestuario, la España inacabadera,..
ESCRITOS Y CARTAS
-Cartas- escritos -  y cartas, el llamado  género epistolar-
 ¡Cuánto daría por conocer aquellas cartas que en la tranquilidad de la vida de pueblo se escribían por lo general al amigo!. Menos las profesionales, las que hablaban de las costumbres, de la vida de la villa,de sus entornos, es una pena que no tuvieran vuelta de retorno. Porque se escribían en la tranquilidad de la vida de aldea y daba tiempo a meditar, a aconsejar,… Incluso para pedir datos y opiniones para el  amigo o el  señor que quería hacer su artículo o trabajo sobre la localidad.

Estas cartas iban también acompañadas con la felicitación navideña, el intercambio de exlibris o de sellos. Pero de pronto se nos ha echado encima  el me gusta/ o encanta de facebook, el wahtsApp, el powerpoint,...Interesa poco la palabra y se aplaude más a la imagen y esta  hay  veces, que no vale mil palabras.

-clic- en imágenes y textos para verlos mejor-






























































sábado, 16 de abril de 2016

HISTORIAS DE NUESTRO CINE: SANGRE EN CASTILLA POR L.BARCALA Y PABLO PUERTO







































HISTORIAS DE NUESTRO CINE: 
SANGRE EN CASTILLA
POR L.BARCALA Y PABLO PUERTO
--Entrevistas. Comentarios. Anécdotas y vivencias--
Sabías, amigo lector, que una de las  películas, sin duda alguna podría haber sido la mejor por encima de las posteriores: Marcelino Pan y Vino. El Lazarillo de Tormes. El Valle de las Espadas,… La que más medios y mejores artistas empleó fue Sangre en Castilla. En sus estudios fue destruida por un incendio.
Recuerdo, lo mismo que contaba Pablo, las escenas que se rodaron en la Calle de la Puente y en especial en Las Espeñitas. Los cables, las luces, el ambiente, los albercanos disfrazados. Aquello era inmenso,  tan conmovedor que apenas teníamos ocho años y se nos quedaron grabados para siempre aquella repetición de escenas con sus olores a cables y deslumbramientos de focos.
La Alberca vivía su propia película, al mismo tiempo que se rodaba la que después de acabada no podrían ver ni revivir.
El artículo de Luciano Barcala, médico y periodista en esa ocasión para El Adelanto y las vivencias de Pablo recogidas en una charla con un amigo dominico son verdadero testimonio de aquel gran rodaje y acontecimiento que tuvo por escenario especial a nuestro pueblo y sus gentes.
Que se emocionaba y aplaudía sintiendo la viveza de las escenas, la historia patria de Castilla, teniendo que intervenir la guardia civil para calmar los ánimos, el empuje y arrojo de los albercanos.

Completamos este artículo con otra anterior publicación ya realizada y peor escaneada.

-CLIC en textos para leerlos completos-








































































































































































miércoles, 13 de abril de 2016

LA EJEMPLARIDAD DE PABLO PUERTO PASCUAL-O.P

LA EJEMPLARIDAD DE PABLO PUERTO PASCUAL-O.P
Hay personas que pasan por la vida de una forma tan natural, tan sencilla, tan ejemplar.
En una palabra, tan cristiana, que son los verdaderos y auténticos espejos en que deberíamos vernos continuamente todos.
Pablo, ya lo dijimos en otra ocasión, podría haber sido un buen empresario albercano, o haber trabajado en cualquier  oficio o profesión  universitaria con destacado renombre; en fin, haber llevado una vida cómoda sin tener que salir de su pueblo.
Pero ese no era su destino. Prefería dedicarse por entero al servicio de los demás. Altamente ejemplarizante. Cuando estuvimos con él, Pedro Becerro y yo, viendo la vida que hacía en La Felguera, con los obreros, metido en las minas, repartiendo pan con una furgoneta y dando clases, también, en el colegio de los dominicos, pudimos ver con nuestros ojos el destino que buscaba como persona muy interesada por cuestiones sociales.
En este mes de abril, cumpliría sus bodas de oro sacerdotales. Sus últimos años de vida fueron muy duros, perdió parte del habla por una enfermedad, pero nos ganó a todos con su mirada profunda, amable, callada, abnegada…
Nunca protagonizó un gran acontecimiento de esos de hoy que se valoran tanto y luego se  quedan en falsa satisfacción personal.
En estos dos grandes Cachitos de Papel y Tinta podemos ver y valorar su vida.
En el de color azul, su amor a la vida y a las personas. Bien están las piedras, las grandes catedrales pero no se puede olvidar a quienes habitan paupérrrimas viviendas  o chabolas.
Y en el de color rojo su profesión. El contraste entre la suntuosidad de Santo Domingo
y la zona del Seybo donde él estaba. Diócesis de Altagracia y en la fecha del 14 de febrero de l978.

La obra, vida y trabajo de Pablo Puerto, su hacer tan ejemplar debería de ocupar, para nosotros sí lo tiene, un lugar predilecto entre los grandes hijos que ha tenido nuestro pueblo de La Alberca. Bien se merece el mejor reconocimiento, también como ejemplar cristiano, entregado siempre a los demás en las lejanas y atrasadas tierras de América latina.

-Hacer clic en textos e imágenes para ver mejor.



























































































































































De los tres chiquillos Pablo está en el centro