sábado, 20 de mayo de 2017

EN LAS LADERAS DEL MUNDO // DE NUESTRA SIERRA DE FRANCIA























EN LAS LADERAS DEL MUNDO
                               DE NUESTRA SIERRA DE FRANCIA

“Somos hijos de la naturaleza y nos debemos a ella en su reconocimiento y satisfacción”.Dentro de estas estupendas publicaciones fotográficas  de Rosa Gómez nos detenemos a contemplar esta imagen; primero en su conjunto. Después nos iremos parando, el instante necesario en cada zona al arbitrio de nuestra vista, curiosidad o especial atractivo.
Estemos donde  estemos, el ordenador nos traslada a su plena naturaleza, dejándonos mientras la contemplamos, embebidos en toda su plena realidad. Parece que la estamos tocando con la vista y sintiéndola con ella con todos nuestros sentidos.
Nos recuerda la famosa frase de don Miguel de Unamuno, “estos pueblos vistos desde lo alto parecen caber en un puño y allí abajo son todo un mundo”.
El huertecillo familiar, muy cercano a nosotros, se ve bien cuidado, vallado para su protección y del joven olivo. A la izquierda baja la ladera, luciendo amarillos y recogidas margaritas. En la pequeña explanada que se abre, un joven castaño de sombra tenue invita al descanso, a sentarse a leer.
Es en la ladera que sube, donde se asienta el caserío; se ve muy extendido y  modernizado; sin embargo, los paredones de huertos que se van acercando a él sufren las consecuencias del momento campesino.
Al fondo la carretera que se abre al abrigo de sus laderas y se  pierde en los vericuetos de las curvas de su paisaje, que bajan hacia Mogarraz.
Monforte y Mogarraz están tan unidos que la vista es quien más acerca su extraña separación.
Nos detenemos a contemplar la pequeña altura de su paisaje que limita el verde con el fuerte azul. ¿Quién no diría que esas montañas muestran  la desnudez de un delicado cuerpo femenino con una pequeña extensión arbórea a fondo? La imaginación lo dice, muestra y adivina por si alguien lo duda.
¡Qué pena, que en las laderas de este sugestivo mundo de la serranía de Francia, estos pueblecitos  tan recogidos y acogedores  tengan hoy tan poca actividad campesina y tan pocos niños! ¿Renacerán o serán simples museos de fines de semana que se van quedando solos, sin escuelas, sin  niños, sierras y campos abandonados, expuestos a las inclemencias del tiempo y del fuego  y sin  apenas  hoy ya de recuerdos de su vida campesina?






























lunes, 15 de mayo de 2017

AÑORANZAS -CUALQUIERA TIEMPO PASADO FUE DIFERENTE-


































AÑORANZAS
-CUALQUIERA TIEMPO PASADO FUE DIFERENTE-
Referencias y comentarios a la canción más famosa de la década de los cincuenta:
“Las vacas del pueblo / Ya se han “escapao”/Riau, Riau/…

Ya no se escapan las vacas
De las cuadras de La Alberca.
Ya no se escapan las vacas
No están en cuadras, en cercas.-

¿Te acuerdas que por La Puente
O  San Antonio  pasaban.?
Sin hacer  caso a la gente.
Temías que se espantaran.

-Y mi padre, así de pronto.
Me decía, por su oficio.
¡Chiquillo no seas tonto!
O futbolista o  torero…
Lo mismo yo considero
No tienen tal sacrificio.-

Ya no se escapan las vacas -….-

El mulo, el perro, la cabra,…
Y un andar algo cansino.
Y con sólo una palabra
Más se animaba el camino.

Ya no se escapan las vacas
Y aquella que se escapó
Y echó en mal sitio sus cacas
De muy poco le sirvió.

No hizo falta que el alcalde
Mandara recado o  bando.
Era oficio de vecinos
Por los cuernos y de balde
Venían al pueblo cantando:
“Que ha dicho el alcalde
Que no salga nadie
Que no anden con bromas
Que es muy mal  “ganao”- Riau/Riau.

Ya no se escapan las vacas
De las cuadras de La Alberca.
¿Recuerdas? –Era divino
El mocho de Calentino.

¡Qué risa!  Pues se topó.
Con mi abuela, Rafaela.
Y a la gente, largó…¡tela!
¡Qué miedo pasé, Señor!

Y yo…: a mi madre. La abuela
Fue al mocho y lo llamó.
Quiso meterse torera.
Mientras, la gritaba ¡abuela!
¡Venga al portal de Juanela!
Pero nada, no escuchó.

 No hubo puntos y sí un gran susto
Peor fue, de más disgusto
El topetazo a Clemente
En la plaza y de caliente.

Ya no se escapan las vacas
De las cuadras de La Alberca.
Ya no se escapan. ¿Y capan?
¿En las cuadras o en las cercas?
¿Y las vacas? ¿Ves? Se escapan…

X-Vacas por el Solano
X-Realizaciones plásticas
    Para POP-ART-actual

X-fotos
































































domingo, 14 de mayo de 2017

MOMENTOS CRUCIALES: FUENTE. CRUZ Y CÁNTARO






















MOMENTOS CRUCIALES: FUENTE. CRUZ Y CÁNTARO
¡Cuánto nos gustaría a todos poder detener el tiempo! Gracias a la fotografía podemos recordarlo  y dejarlo unos instantes  en nuestra mente.
Las imágenes pasan muy deprisa, son nada menos del año 1954. Conseguimos detenerlas del magnífico film que las captó.
Parece un milagro, ¿verdad?  Sentimos el tiempo, ese tiempo que parece que los ojos toquen y  las manos, los oídos, la vista se recrea sin prisa; viviendo el momento de las cantarinas gotitas de agua que caen del caño y se ondulan en la superficie transparente del espejo del agua que nos  medio descubre.
No sabemos lo que nos depararán los próximos milagros, pero este de La Alberca es de  su más pura solera. ¡Década de los cincuenta!,  escuchando a los niños y a las  niñas cantando y saltando  en la plaza con  esta canción tan popular de “la Sinda”  Y que merece la pena que nos guste revivir.
-AL PIE DE UNA FUENTE FRÍA
          -I-
Los secretos al oído
Se los llevó la corriente.
Murmullos que ya se han ido
Y bien  conoció  la fuente.
            -Ya no va la niña / A por agua a la fuente,
              Ya no va la niña/ Ya no se divierte.-
          -II-
Hoy, ¿hay algo  parecido?
Tan singular y excelente.
Parece que nada se ha ido
Y que  sigue el mismo ambiente.
            -Ya no va la niña / a por agua al arroyo
              Ya no va la niña / Ya no tiene novio.
           -III-
¿Son sueños que hemos  tenido?...
Pues que lo sepa la gente
Que hubo un ayer que ha existido.
Y que sigue en nuestra mente.
            -Ahí la tienes bailalá, bailalá
 No la rompas el mandil, el mandil.
 Mira que no tiene otro. / La pobrecita infeliz.

          -I V-
-AL PIE DE UNA FUENTE FRÍA
ME PUSE A CONSIDERAR
QUE POCOS AMIGOS TIENE
EL QUE NO TIENE QUE DAR.-

           -V-
Los chorritos de  las fuentes
De la plaza y la Balsada-
Y…¡Cuántas y cuántas gentes
Con la cruz abarrotada!
            -Mi madre no quiere / Que vaya al molino
             Porque el molinero  / se mete conmigo.

          -VI-
El cántaro y el agua clara
El reflejo y su semblante.
La ondulación que no para
La hermosura. ¡Impresionante!
La suerte que tiene el agua.
            -Mi madre no quiere / Que al molino vaya
             Porque cuando bajo / Me rompe la saya

          -VII-
¿Igualito? ¿No? Que  antaño
La chica con sus enaguas
Por si salpicaba el caño.
Y tú ¿miras?. ¿Por qué no hablas?
            -Ahí la tienes bailalá, bailalá
             No la rompas el mandil, el mandil
             Mira que no tiene otro / La pobrecita infeliz.
Anochece. Bajan las cabras del monte. Se escucha el toque  de la campanina de las Ánimas en cada esquina. Tocan las campanas del atardecer, es la hora del rosario.
Y mientras se realizan las faenas de la casa, del hoguero con  el caldero de agua caliente a la cuadra, el continuo chillido de los cerdos,…

De la fuente a la casa va y viene la cántara de agua, descansa unos instantes en el portal, al tiempo que un pellizco amoroso aviva  una sonrisa y lanza un “¡vaite” con Dios y  no “vuervas”! ¡Hasta mañana!




























































































miércoles, 3 de mayo de 2017

HA LLEGADO PRIMAVERA



























--Peromingo que está en el Alto de las Peñas Tiritinas,
 entre tanto pino no se había enterado
esto que un pajarillo le ha cantado al oído;
 la imaginación le ha despertado
 y la foto de Rosa le ha puesto en la auténtica realidad de la vida albercana.-

HA LLEGADO PRIMAVERA

¡Vete, nubecilla vete!
Que tu sombra es lastimera.
¡Vete, nubecilla, vete!
A preñar la sementera
-Que el Río Francia  te espera.-

Hay pueblecitos de España
Que un mal viento los despuebla
La nube viene sin agua
Se va el sol. Y cae  la niebla.

¡Si ese azul tan poderoso
Y ese rojo del geranio,…
Con tal brillo deleitoso
Hoy de pronto renaciera…!

Del ayer no queda escarnio.
-Los fantasmas del pasado
 Que hicieron dejar la tierra,
No se han ido, van de lado.

Nogal, cerezos,…Y arado
¡Y un grito fuerte  a la sierra!.

Si lloviera, si lloviera…,
¡Y si lloviera…! ¡Ese prado…!
Lo está pidiendo su gente
Nuevamente renaciera.

¡Vente nubecilla vente!
Que tu agüilla esplendorosa
Si a la huertilla ha regado
Suave y delicadamente.
Preñará la sementera.

X-Clic en la imagen para ver más cerca el ojo.

















































lunes, 1 de mayo de 2017

QUIEREN TRADICIÓN

























                    - QUIEREN TRADICIÓN-
-"La salida de los novios",boda en La Alberca de Vidal  González  Arenal-Vitigudino 1859-1925
Madrid- Otras obras: "Las cuartillas de la boda";"El exvoto","La carrera de gallos","La ofrenda"

-Interesante artículo de Antonio Muñoz Molina "Quieren tradición"

-Foto escuela de La Alberca,1936,Don Filiberto  Villalobos, médico salmantino quien fomentó más      estas construcciones escolares

-Mi primera escuelita con Doña Teresa, Don Gerardo. Y después a  Salamanca.

-Hacer clic en los artículos para leerlos mejor

-Nota de humor: "La gran cara  con su ojo viene camino del Hoyo".
  ¿Habrá puesto Juítas allí la mirada de un nuevo desarrollo?
   Hay señales e indicios que lo confirman



























































































domingo, 30 de abril de 2017

UNA DE HISTORIAS, RELATOS Y TIEMPOS PASADOS --LA CALLE DEL GENERAL QUEIPO DE LLANO-













































UNA DE HISTORIAS, RELATOS Y TIEMPOS PASADOS
        --LA CALLE DEL GENERAL QUEIPO DE LLANO--
-¡Toma amigo! Aquí me cojo la palabra, que las imágenes son pocas y las reflexiones ¡puede! que muchas-Aunque haya tratado este  tema  en “Mi calle” merece aclarar este tema más.
Nada más entrar en La Alberca, pasando la finca del señor Güina que en gran parte estaba a la izquierda, empezaba esa calle. ¿Te suena raro, verdad? Pues sin hache intercalada, así comenzaba el nombre de esta famosa calle. ¡Qué no, que no ha desaparecido…Allí sigue! ¿Qué no la ves? Pues sigue leyendo
Yo de pequeño pensaba que había sido un error ortográfico y se habían olvidado de la hache, o que a lo mejor “hipo” la hubiera perdido para que el nombre cupiera bien en el rótulo. Con el tiempo me enteré que fue un general  de los golpistas de la guerra civil y ahora me lo confirma Wikipedia  que no se llevaba muy bien con Franco y que a éste le llamaba “Paca la Culona”. Como la calle es llana y larga, no me extrañaba que al que más o al que menos, le diera al tenerla que  pasar varias veces al día  un poquillo de hipo.
Pues bien, en esa calle  nací yo, es decir, “albercano, cochino y marrano” como se decía y no nos producía el más mínimo bullying como sucede hoy en día, ni acoso, ni intimidación, ni derribo. Claro que si alguien nos hubiera llamado “queipollaneros”… ¿nos hubiera ofendido? ¡Qué va hombre, pasábamos de esas cosas! Sólo nos peleábamos con los de la Barrera y no por estas cosas sino porque  aún no se había inventado el fútbol.
Y en esa calle vivía o vivió el señor Antolín,Clemente, la señora Claudia,Santiaga, Vicente, Benito, Pedrito, Fausti, Juanito, Kisko, Zacarías, José, La Lole, la Juani, Gerardo, Minuto, Mingo, La Ulle y la Rita; José Antonio, Lucas, La Basi, Puri, Pedro, Petra, Lucía, la Sunti; Juanito y Poli; Navarro, Santiaguito, Antonio, el Padre Cosme, José María,…
Era una calle con solera, tenía la herrería del señor Antolín, luego Vicente; un alcalde el Señor Román; antes otro gran alcalde el señor Juanela; un médico Don Luciano; una curandera la señora Antonia; una buena bailarina la Ramoni;un empresario ,Adrián el Rojo y la señora Ignacia con  Juli; un zapatero Martín hermano de Dorita; un hilandero el padre de Socorro; una maestra Doña Rita; Doña Lucía y Fabi; otra de verano Doña Ángela de Ciudad Rodrigo; un juez de paz el señor Clemente y la señora Araceli.
Buenas personas como la Chata, la señora Tomasa, Metri, Doña Adelaida, Don Teodoro, Fabi, la señora Jesús, la Tía Claudia; todas las del rincón con la Maina; la señora Josefa, la Benita, la señora Ángela, la Fausti, el señor Tacha, Isidoro, Fabi, el señor Manoli, Isac, Clemente; el señor Cacharro; Cananeo y la señora Josefa; el señor Chagal, las del otro rincón con la Cantora y la Minica, etc,etc.
¡Has visto como la calle Queipo de Llano era una buena calle!
Extrañaba la denominación franquista. Pero lo más curioso y te vas a enterar ya al final de lo principal que todo el mundo la llamábamos  y la seguimos llamando  de esta forma: ¡Ahí va la sorpresa!-à la calle El Tablao, dicen porque hubo un “tablado” por allí, pero eso yo ya no te lo puedo explicar. ¡¡¡LA CALLE EL TABLAO!!!
¡Qué grande! ¡Qué hermosa! ¡Qué típica! Se tendría que haber llamado la Albercanísima.  ¡Claro que nos hubiera costado más hoy cambiar la placa! En los años sesenta quienes más destacaban eran el señor Adrián el Rojo y el señor Román Romanones, con sus indumentarias albercanas fueron los dos últimos que nunca abandonaron su forma de vestir, tenían locos a los turistas y para los del pueblo un orgullo verlos así siempre vestidos.
 Sucedía lo mismo con el Barrionuevo que se llamaba  Joaquín Pérez Villanueva; menos la fuente, que era la fuente del Barrionuevo.
En cuanto a la escuela, te diré que fue una buenísima obra, de piedras de granito y excelente orientación que apenas necesitaba calefacción, fue obra de  don Filiberto Villalobos y si no llevó su nombre cerca anduvo por allí tal rótulo. Don Fili, fue un excelente médico salmantino muy preocupado por lo social y  dos veces ministro de Instrucción Pública. El edificio albercano sirve de muestra, igualitas que las de hoy ¿verdad? Que a la primera  bocanada de aire ya está el techo dando vueltas por los Machiales  ¡digo!
P.D Después de haber escrito lo anterior, me llama la atención que en el callejero de internet ponga El Tablado y en de una tienda el nombre arriba indicado, con que el artículo ¿pierde novedad?.
X-Entre las fotos finales, Adiós al Quehipo, programa TVE 8-8-68